Literatura, Sin categoría

Soles, Lunes y Domingos

 

Soles, Lunes y Domingos:DSC_0015os:

Cae la tarde del domingo, ufana, lenta, suave. El campo suena a ladridos de perros dispersos, guardianes de cortijos, vigilantes de la noche. Se escucha un remover de maleza en lo oscuro, seguido de unos graznidos y de un batir de alas en franca huida.

El sol ha caído sin resistencia, dejando una leve luz tras él, que es apenas el recuerdo del domingo soleado que fue este día, que ha acabado sin protestar, efímero, como los días que vendrán.

Mañana será lunes, laborable, marrón, estresante y espeso. No es el mismo sol el sol del lunes que el sol del domingo. ¿Por qué no pueden ser todos los soles como los soles del domingo? ¿Por qué no pueden ser domingos los lunes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s